El espejo del Centenario. Ciudadanía, nación y fronteras entre lo público y lo privado (1910-1930)

Autor: 
Caetano, Gerardo

"Tierra de promisión" y cosmopolitismo.

Todas esas notas distintivas de aquel imaginario "hiperintegrador" impregnaron con fuerza una amplia literatura de inspiración nacionalista, que focalizó su atención en destacar las "glorias" y los "orgullos" de aquel "país nuevo" que cumplía cien años. La labor de los llamados "publicistas" fue especialmente intensa en aquellos años, multiplicándose la edición de centenares de folletos que operaron como verdaderos "catecismos laicos", orientados a consolidar una idea de nación cimentada en la exaltación colectiva de determinados valores.

En 1904, por ejemplo, Carlos Maeso publicaba la segunda edición de su libro significativamente titulado "Tierra de promisión", en el que profundizaba sus ya tradicionales entusiasmos por el país de cara a la tarea -a su juicio imprescindible- de atraer a la inmigración europea: "Estamos situados -decía en su prólogo- en un admirable punto geográfico desde donde podemos decirle al europeo (...): "Para aquí, que esta es la tierra de promisión. Aquí tienes tierras vírgenes para cultivar, materias primas (...); suelo repleto de riquezas; campo para todas las iniciativas y los ramos de labor; cielo hermoso, clima encantador; leyes tutelares, amplia confraternidad. Aquí hallarás la salud del alma y la salud del cuerpo." (...) Tal vez no lo veamos nosotros, pero nuestros hijos lo admirarán. Regiones que hoy parecen destinadas exclusivamente a inspirar églogas por la hermosura de su panorama, serán mañana centros bulliciosos de población, de fábricas, mercados (...), nuevos Chicago de la América del Sud que surgirán por la necesidad de la oferta y de la demanda, en medio del esplendor de la naturaleza bondadosa y maternal que nos ha dado una tierra de hadas, donde la fantasía es pálida ante la realidad. (...) Darnos a conocer, (...) exhibir como en una vidriería de joyería los tesoros que guarda el país, es obra de patriotismo y de sensatez, en la cual todos tenemos un puesto, por más humilde que sea el ciudadano que lo ocupe..."15 16

"Tierra de promisión" Carlos Maeso.

Apenas seis años después, el mismo autor publicaba otro ensayo destinado al destaque de la "jornada civilizadora" vivida por "el Uruguay a través de un siglo". Luego de reivindicar los grandes beneficios de "la fusión de los seres y de los sentimientos en el seno de los hogares cosmopolitas" y de convocar con fuerza a "poblar nuestra campaña" (donde a su juicio cabían "dieciocho millones de habitantes"), Maeso trazaba una descripción del país en los siguientes términos: "No hay epidemias, no hay fiebres, no hay fieras: la vida se presenta en toda su amplitud, tonificada por los perfumes de una atmósfera vivificante y se experimenta en el Uruguay la alegría de vivir. (...) Parecería que la tierra uruguaya fuera una región formada por trozos de diversos países europeos porque aquí tanto el Español como el Italiano, el Francés como el Inglés, el Alemán como el Suizo, se consideran como en su propia patria y la aman cual al propio suelo. (...) Es muy lindo este país: lindo para vivir, para negociar y hacer fortuna y para pasear. (...) Se cree estar en una ciudad europea, pues aquí no hay raza indígena ni tipos propios y se oyen hablar todos los idiomas del mundo. (...) Nuestro cosmopolitismo ha borrado las fronteras para formar una sociedad uruguaya en la que se refunden todas las razas, unidas por iguales aspiraciones. (...) Felizmente en el Uruguay no existen indígenas hace muchísimos años, de modo que no hay que civilizar habitantes, sino cultivar sus espíritus por la instrucción para hacerlos ciudadanos aptos a las luchas ordinarias, como ocurre en todas las naciones europeas".17

Optimismo, cosmopolitismo, eurocentrismo, exaltación de la noción de "fusión" de "razas" y "sentimientos", constituían por entonces verdaderas "ideas-fuerza" de esta suerte de "literatura oficial" del Centenario, a través de la que se pretendía proyectar valores y referencias al conjunto de la sociedad. En un estilo bastante similar al de Maeso, Horacio Araujo Villagrán publicaba en 1929 un libro con un título tan curioso como emblemático: "Estoy orgulloso de mi país". En su texto, este autor reseñaba sus "motivos de orgullo" e insistía sobre algunos temas y definiciones que parecían estar en boga en aquella época: "Hemos repetido que en la República no hay indios, que en otros países del continente constituyen la rémora. Quiere esto significar, que los dos millones de habitantes que forman hoy la población absoluta del territorio uruguayo valen mucho más que los seis u ocho millones de indios semi-salvajes, que figuran haciendo número en las estadísticas de otros países de América. (...) Para la formación del tipo nacional ha entrado solamente una raza, la raza blanca; pero ha habido el cruzamiento de blancos de diversos países. (...) De esta mezcla ha resultado un tipo amante del suelo nativo, amigo de instruirse, (...) celoso de las instituciones, que se interesa y apasiona por la vida pública (...). Es un tipo que no denota ninguna inferioridad ni física ni intelectual con respecto al europeo, (...) ya que sabe evolucionar, marchar con el progreso, haciendo que su país forme en las filas de vanguardia de la civilización".18

Warning: Table './f18112011_drupal/watchdog' is marked as crashed and last (automatic?) repair failed query: INSERT INTO watchdog (uid, type, message, variables, severity, link, location, referer, hostname, timestamp) VALUES (0, 'php', '%message in %file on line %line.', 'a:4:{s:6:\"%error\";s:12:\"user warning\";s:8:\"%message\";s:316:\"Table './f18112011_drupal/sessions' is marked as crashed and last (automatic?) repair failed\nquery: UPDATE sessions SET uid = 0, cache = 0, hostname = '44.222.104.206', session = 'textsize|s:2:\\"75\\";', timestamp = 1716211449 WHERE sid = 'oljgu9gk3urcu5ek6vfbit9e67'\";s:5:\"%file\";s:65:\"/var/www/vhosts/1811-2011.edu.uy/httpdocs/B1/includes/session.inc\";s:5:\"%line\";i:69;}', 3, '', 'http://www.1811-2011.edu.uy/B1/content/el-espejo-del-centenario-ciudadan%C in /var/www/vhosts/1811-2011.edu.uy/httpdocs/B1/includes/database.mysqli.inc on line 134