Sonrían…digan whisky

Algunas apreciaciones

Esta información  resulta ser  fermental  y permite debatir e intercambiar con docentes y estudiantes, atendiendo a cuáles son la razones, en qué condiciones, e insertos en qué  realidades cada individuo consume. De esta forma se trata de pensar el consumo -no solo y comúnmente como se hace-, desde una racionalidad estructural y económica, sino analizarlo desde  las múltiples  dimensiones que conlleva el acto de consumir, partiendo del aserto que el consumidor es un sujeto activo, modificable y modificador en sus  prácticas culturales. 
 
Uruguay  mantiene su heterogeneidad,  y a la vez  se presenta con mayores contrastes que dan lugar a la convivencia de “enclaves culturales y de consumo”. Un colectivo que parece estar en un juego permanente de mentalidades entre lo tradicional y lo cibernético, abierto a las innovaciones, donde lo local /global interactúa permanentemente. Donde los actores sociales tienen un mayor protagonismo, que se manifiesta en el incremento, en tanto participación como consumidores, pero al tiempo como ciudadanos, al manifestar opiniones y pronunciarse cuando no se tiene posición o no se quiere expresarla.6 
 
Este artículo ha focalizado su interés en aquellos datos que consideramos ofrecen signos inequívocos que el país está cambiando y  nos lleva a augurar posibles transformaciones  en curso que advierten de movimientos culturales de relevancia. 
 

Anexo metodológico7

1. Encuesta Nacional
 
Universo: El universo de la investigación fue la población mayor de 16 años, residente en ciudades de más de 5.000 habitantes en todo el país.
 
Técnica de relevamiento de datos: Aplicación de un cuestionario estructurado de orden personal a efectuarse en el hogar de los encuestados, con una duración aproximada de media hora. El cuestionario contó con 105 preguntas. Fue diseñado en base al utilizado en la medición 2002 realizándole ajustes y agregando 16 nuevas variables.
 
Marco muestral: El marco muestral  se elaboró con los datos de la Fase I del Censo de Población, Hogares y Viviendas 2004.
 
Tamaño de la muestra: Se aplicó el mismo diseño muestral realizado para la medición del año 2002. Para la determinación del tamaño de la muestra se trabajó con un nivel de confianza de 0,95 y un margen de error de 2,5%. Esto llevó a determinar para Montevideo una muestra de 1.482 casos y para el resto del país, en ciudades de más de 5.000 habitantes, 1.939 casos. 
 
Método de muestreo: Muestreo por conglomerado trietápico con estratificación de las unidades de primera etapa. 
 
Unidad de muestreo: La unidad de muestreo en la primera etapa es el segmento censal que corresponde a un conjunto delimitado de manzanas en áreas urbanas. La unidad de muestreo en la segunda etapa corresponde a la vivienda y en la tercera etapa a la persona.
 
Procedimiento: Para la selección de la vivienda, se empleó una selección sistemática con punto de arranque aleatorio e intervalo constante igual a la inversa de la fracción de muestreo. La selección de las personas dentro de la vivienda se realizó de manera aleatoria simple.
 
Control de calidad: Se supervisó el 10% de los formularios por parte del equipo de coordinación de campo, y para el 100%, se estableció un proceso de revisión y codificación antes de ser digitalizados.
 
Trabajo de campo: Fue realizado entre el 2 de febrero y el 30 de abril de 2009. 17 Trabajaron: 3 coordinadores regionales, 1 jefe de campo, 1 supervisor y 71 encuestadores en todo el país. 
 
Las 47 ciudades y localidades seleccionadas donde se realizó el trabajo de campo, se presentan a continuación:
 
 

·         La división de Montevideo en tres zonas

Al igual que en 2002, a efectos de agrupar y presentar resultados, se dividió el departamento en tres zonas: Zona 1, Zona 2 y Zona 3, con representatividad cada una de ellas de acuerdo a la muestra planteada.
 
Los criterios de regionalización que se utilizaron fueron dos: el primero tuvo en cuenta el estudio realizado, clasificando los CCZ en tres categorías socioeconómicas. En el segundo, que sirvió como ajuste, se incorporó la proximidad geográfica de los CCZ. En un solo caso el CCZ 8, se subdividió en dos sectores utilizando como eje Avda. Italia, que divide a la zona en dos áreas diferentes.
 
La Zona 1 se caracteriza por concentrar los mayores porcentajes de hogares con niveles de ingresos altos y habitantes con estudios terciarios. La Zona 2 presenta situaciones intermedias, y la 3 cuenta con los mayores porcentajes de hogares con ingresos bajos, así como los mayores porcentajes de personas con nivel de Primaria o sin èl, y menor porcentaje de personas con estudios terciarios.
 
 

Algunas consideraciones sobre el informe presentado

A efectos de este informe, y delimitar su presentación, se presentan solo resultados nacionales, no se desagrega la información por Montevideo e interior, y las variables que se manejan en el análisis son las siguientes:
 
Sexo: Masculino, Femenino.
 
Edad: 16 a 29 años (jóvenes); 30 a 59 años (edades intermedias), y a partir de 60 años en adelante.
 
Nivel de estudios8: Primaria, Secundaria, Terciario.
 
Nivel de ingresos mensuales del hogar del encuestado9:- Bajo: menos de $10.000 -Medio: entre $10.001 y  20.000 - Alto: superior a $20.001.
 

Fuente foto de portada

  • 1. El Observatorio Universitario de Políticas Culturales está radicado en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, UDELAR.
  • 2. Los datos analizados surgen de una encuesta, realizada en febrero y abril de 2009, cuya muestra contó con un nivel de confianza de 0,95 y un margen de error de 2,5%. Lo que llevó a determinar para Montevideo una muestra de 1.482 casos y para el resto del país, en ciudades de más de 5.000 habitantes, 1.939 casos. Por falta de espacio, la información no se presenta desagregada en Montevideo e interior, ni por departamentos y se trabaja en base a las variables: sexo, edad, nivel de estudios e ingresos  que se incorporan en el análisis. Para profundizar y conocer la información más detallada se recomienda consultar la publicación Imaginarios y Consumo Cultural. Segundo Informe Nacional sobre Consumo y Comportamiento Cultural. Uruguay 2009. Dominzain, Susana; Rapetti, Sandra; Radakovich, Rosario. MEC, FHCE, Centro Cultural de España (CCE), Montevideo.
  • 3. Es a señalar que al momento de ser realizada esta encuesta, entre febrero y abril de 2009, el Plan Ceibal aún no se había implementado en Montevideo y el interior daba los primeros pasos en su aplicación, excepto en Florida que fue pionera en esta materia.
  • 4. No es posible en este artículo detallar cada uno de los consumos estudiados. Para ello se recomienda consultar la publicación antes mencionada.
  • 5. Es a señalar que cuando se hacía referencia a folclore se mencionaba, en lo nacional, por ejemplo a Los Olimareños, etc. y en la música popular a Jaime Roos, Rubén Rada etc.
  • 6. Dominzain, Susana. (2009) Una nueva fotografía en  Imaginarios y Consumo Cultural. Segundo Informe Nacional sobre Consumo y Comportamiento Cultural. Uruguay 2009. Dominzain, Susana, Rapetti, Sandra; Radakovich, Rosario MEC, FHCE, Centro Cultural de España (CCE), Montevideo.
  • 7. La información referida a la metodología fue extraída de los informes  presentados por los responsables del diseño de la muestra del Dpto. de Sociología de la Facultad de Ciencias Sociales (Alberto Riella y Pablo Hein) y por el jefe del trabajo de campo, Ruy Blanco.
  • 8. Al encuestado se le preguntó: ¿Cuál es el nivel más alto de estudios que usted alcanzó? La información recogida se presenta considerando: - Primaria: Sin instrucción, Primaria incompleta, Primaria completa. – Secundaria: Secundaria o UTU, Primer Ciclo completo o incompleto, Secundaria o UTU Segundo Ciclo completo o incompleto. – Terciario: Universidad completa o incompleta; estudios: policiales, militares, magisterio, profesorado, posgrados, maestrías, doctorados.
  • 9. Categorización tomada de la edición 2002 del presente proyecto.