Notas sobre partidos políticos e identidad nacional en Uruguay

 

3. Partidos políticos e instituciones democráticas

Finalmente, los partidos aportaron a la construcción de la identidad nacional de otro modo, acaso menos directo que los anteriores pero igualmente decisivo. En la medida en que se constituyeron en vehículos privilegiados de inserción social (de los inmigrantes, como acaba de argumentarse, pero de la población en general) y en que,
además, las reglas de juego democráticas se fueron consolidando, la democracia, en sí misma, terminó siendo un rasgo saliente de la identidad nacional. En términos de Aldo Solari: “En otras palabras, los partidos desarrollaron un consenso sobre ciertos valores sociales fundamentales que giraban en torno a la democracia. (…). Pero parece cierto que se expandió con gran fuerza una alta fe en la democracia y en los valores ligados a
ella. Pero no fue tanto que la existencia de una conciencia nacional facilitara ese consenso sobre valores fundamentales sino más bien a la inversa, el consenso sobre esos valores fue el mecanismo generador de la conciencia nacional” (Solari 1991: 22).
 
La hipótesis de Solari es persuasiva: gracias a los partidos políticos, la “fe en la democracia y en los valores ligados a ella” habría terminado siendo un rasgo distintivo de la identidad nacional. Algunos datos de opinión pública están en sintonía con este enfoque. Las encuestas realizadas en América Latina (tanto por la Corporación Latinobarómetro como por el Barómetro de las Américas) muestran de modo sistemático que el nivel de apoyo a la democracia de los uruguayos es el más alto de toda la región.
 

Fuente: Informe LAPOP 2010, Uruguay. Datos disponibles en http://www. LapopSurveys.org

El dato registrado en el Informe LAPOP 2010 no es una excepción. Por el contrario, refuerzan una tendencia. En palabras de Fernanda Boidi y Rosario Queirolo, autoras del Informe LAPOP 2010-Uruguay: “Si bien Uruguay en el 2008 ya estaba en los primeros lugares del ranking de apoyo a la democracia, apoyo al sistema, satisfacción con la democracia, y entre los países con menor nivel de apoyo a golpes de estado, los resultados de la ronda 2010 refuerzan esa posición” (página xxvii)”.
 
Los uruguayos tenemos niveles especialmente altos de valoración de la democracia. Esto forma parte de nuestra identidad nacional. Pero también es parte de nuestra identidad haber tomado conciencia de este rasgo distintivo. Dicho de otra manera: no sólo tendemos a valorar más la democracia que otros pueblos de la región; además sabemos que esto es así. La conciencia de esta diferencia refuerza, a su vez, este rasgo identitario.
 
La política nos distingue y los uruguayos lo sabemos: los niveles de apoyo a la democracia son excepcionalmente altos; algunos de nuestros partidos políticos (el Partido Colorado y el Partido Nacional) están entre los más longevos del mundo; el sistema de partidos muestra niveles comparativamente muy altos de
institucionalización; a lo largo del siglo XX la democracia uruguaya fue de las más estables de la región; Uruguay encabeza, con Costa Rica, el ranking regional de calidad de la democracia 3… Cada vez que los principales líderes políticos del país se reúnen a dialogar para abordar algún tema específico, uno de ellos, expresando una convicción compartida por los demás afirma, sin disimular el orgullo, afirma que el episodio es un testimonio más del “diferencial del sistema político uruguayo”.4
 
La política nos hace distintos. Cultivando esta diferencia reafirmamos la identidad nacional. Los partidos políticos fueron los protagonistas fundamentales en esta construcción. Luchando encarnizadamente por el poder terminaron aprendiendo a respetarse mutuamente y a pactar entre sí. Estos aprendizajes se reflejaron en el diseño de las instituciones políticas (sistema electoral, garantías del sufragio, relaciones entre poderes, etcétera) y en la elaboración y difusión del sistema de creencias que las legitimaron y reforzaron (la democracia como valor supremo). Ambas, instituciones y creencias, se convirtieron en rasgos distintivos de la identidad nacional.
 
Warning: Table './f18112011_drupal/watchdog' is marked as crashed and last (automatic?) repair failed query: INSERT INTO watchdog (uid, type, message, variables, severity, link, location, referer, hostname, timestamp) VALUES (0, 'php', '%message in %file on line %line.', 'a:4:{s:6:\"%error\";s:12:\"user warning\";s:8:\"%message\";s:316:\"Table './f18112011_drupal/sessions' is marked as crashed and last (automatic?) repair failed\nquery: UPDATE sessions SET uid = 0, cache = 0, hostname = '44.222.104.206', session = 'textsize|s:2:\\"75\\";', timestamp = 1716206961 WHERE sid = 'd6iq5qh9e3up5pcpfgmh2hgkc0'\";s:5:\"%file\";s:65:\"/var/www/vhosts/1811-2011.edu.uy/httpdocs/B1/includes/session.inc\";s:5:\"%line\";i:69;}', 3, '', 'https://www.1811-2011.edu.uy/B1/content/notas-sobre-partidos-pol%C3%ADtico in /var/www/vhosts/1811-2011.edu.uy/httpdocs/B1/includes/database.mysqli.inc on line 134